- Elsbeth nos enseñó a no desperdiciarlo menos Televisión - Aruaru kenko

Elsbeth nos enseñó a no desperdiciarlo menos Televisión

Crear un personaje televisivo memorable es algo que se escapa de las manos de cualquier guitarrista, por su brillantez. En primer lugar porque nadie con dos primeras filas piensa en estos términos. Por lo que recordarán, los espectadores tienen tantos momentos inesperados que sienten que crear personajes con aspiraciones de posteridad es herencia de quienes piensan más en la calidad de su trabajo. El dicho al revés: preocuparse por crear un buen personaje, tu carácter, los problemas, los conflictos y la vida es una cosa. Luego pasa a vivir en el imaginario público, otro muy diferente y que desemboca en las atribuciones de quien lo ilumina.

Estoy seguro de que cuando tenían 14 años, Michelle y Robert King, genuflexos y reverentes, crearon a Elsbeth Tascioni, sin pensar en la vida de un personaje memorable. Su supuesto objetivo podría haber sido crear un personaje singular, intuitivo y altamente inteligente – algo que muchos personajes mediocres pasan por alto cuando intentan crear personajes de alto nivel intelectual es que el pináculo de la inteligencia de sus personajes es el de la suya. . Una práctica que, además, acabará destacando a todos aquellos que menos la desdeñan.

No lo exigiré, pero lo consiguieron. Elsbeth Tascioni apareció en 14 episodios de 156 de La buena esposa y en la quinta de los 60 la buena pelea. Atendiendo a cuántos personajes, con la presencia de menos del 10% de los capítulos de la serie que la acogió, se obtiene el título en un escindir. Así que, no lo tienen solo: Carrie Preston tiene un trabajo extraordinario —su voz, sus gestos, sus cadencias—. Sin ninguno de los tres esta huella era imposible.

Hoy martes Movistar Plus+ emite el último episodio de la primera temporada Elsbethque ya han sido renovados para una segunda temporada de 20 capítulos, para disfrutar de los que disfrutamos latetodalavida. Oye, es una pena hacer tanto. spoilersLos espectadores se enfrentarán al primer episodio en el que Elsbeth pasa de Columbo a Jessica Fletcher.

Uno puede ser Tony Soprano, Don Draper, Walter White (yo también soy él), para resaltar los clichés de ciertos espectadores, pero ser Jessica Fletcher o Elsbeth Tascioni es una declaración de intenciones. Muchas de ellas serán subestimadas, como siempre pasa Elsbeth, pero, con mucho cuidado, porque al final las retoman subiendo con la suya.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_