- La política y la cocina vienen de casa | Televisión - Aruaru kenko

La política y la cocina vienen de casa | Televisión

De las pocas cosas que hemos contado en estas últimas 24 horas hay un número considerable de españoles que consideran que la política ha vuelto a casa, que «los chicos no lloran, tendrán que pelear», que canta Miguel Bosé, que siempre habrá un perro un perro y que si requiere la denuncia intacta para la política, también lo será para salir en televisión.

De las pocas cosas que dijiste claramente es que si alguien está preocupado sólo lo entiende si tiene una catástrofe en el dedo medio, ni una pizca. Que se llena un jarrón cuando el resto se oscurece, que los sosos no aguantan matiz, que la debilidad se da cuenta jugando en casa, no en campo rival. Si quieres ser presidente del Gobierno tenderás a conseguirlo y listo Maestro de cocina tú también tendrás que resistir sin que te lo pidan. Para ello, me acerqué a la televisión, a ver si crees que es gratis poner el foco en ti.

Tamara es una participante de la actual edición del programa que emite TVE que decidió en el programa de esta semana que no se podía haber hecho más. Que se iba. “Así, sin más, a estas horas. Entonces, ven y vete”, le dijo Pepe Rodríguez, uno de los músicos. Sí, querida, porque el amor llega cuando llega y a mí también me encanta. Ella dice que no se siente bien, que siente que él no le está dando todo lo que le gusta, que está nerviosa y que toma su decisión. Jordi Cruz la interrumpe y le dice que no tendrá preguntas hasta que abra. HOLA, adios, y quien cierra la puerta al subir. No hasta ahora, con su capricho, ha renunciado a muchas personas la oportunidad de cuidar las cocinas donde él y sus entrañables compañeras promueven todos los valores honorables de la televisión pública que pagamos.

“Perdóname, pero lo más importante es sentirme bien contigo que te decepciona. Con toda la gente linda del mundo, me quejo mucho”, responde. ¿Acaso Fechado fisuras en esta respuesta? Samantha Vallejo-Nágera sí, entonces le dije que sus prioridades eran, por este orden: su madre, su marido y su hijo de dos años. Samantha de España le reprocha a otra persona su ego y el cariño de su familia. Ella.

el espectáculo continúa. “Aquí no pasó nada”, dice Cruz. Sí Sí. Siempre haga. Llegamos a la duodécima edición. Y seguimos que lo de llorar es de cobardes. En 2024 y en la televisión pública. Felicidad.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_