- Sálvame: 'Nadie que pueda salvarme', siempre, pero (todavía) más cutre | Televisión - Aruaru kenko

Sálvame: ‘Nadie que pueda salvarme’, siempre, pero (todavía) más cutre | Televisión

Transmite definitivamente el mensaje de que Mediaset se impidió en el último momento que su hijo intentara mantener el apelado Sálvame ahora quieres visitar la hacienda de Fuencarral. Siga estas “cláusulas mied” con lo que se enfrentan los clubes de fútbol para evitar encontrarse con sus jugadores rendidos, por mucho que les corra la sangre de la sangre. El regreso de la pandilla del «alumno» iba a llamarse Ni que fueramos Sálvamehasta ahora la cepa se ha convertido en un anticlimático No queríamos. Como quienes están al mando del asunto son los responsables de encontrar cuentos que #alaguapantos, #Hastaeltoño o #Cuartomylenia, hicieron de la necesidad virtud y portaban un ¡shhh! final, una onomatopeya que te da ese toque de cosa secreta, proscrita, prohibida que tan bien combina con el formato. Para quitar el logo de la placa la enviamos “con tarjeta de regalo enviada”, dijo Víctor Sandoval. esto no sera Sálvamepero poco a poco van directo al grano.

El espíritu del programa que no hay que nombrar, rebautizado por Belén Esteban como”Sálvame«, incluso si se pronuncia «afeitar” que por cierto es el mayor creador de memes en España, no tardará en surgir. Al margen de Esteban están Kiko Matamoros, Lydia Lozano y María Patiño como maestra de ceremonias, un equipo titular aunque llegó con una actitud prematura: Lydia enfajada y con una lesión que le impidió inaugurar el programa con una de sus legendarias. chumineros, que encima no tienen los traseros de Mediaset -no fueron tan rápidos como el cerebro de Duff cuando le prohibió usar sus movimientos entusiastas-, y sufrieron sin poder levantarse en el sofá porque guardaba las piezas de sus pies deshechos. Kiko Hernández, que entró vía móvil, también se ofreció a devolver los pedos a los dueños, pero antes de hablar de dinero, el elefante en el salón transmisión.

Aquí no tienes púlpito, yo tampoco, sí sofá para confidencias y mesa encima donde recuperar las tradicionales meriendas, nada combina mejor con la retirada de las pastas, y la retirada hubo en mansalva. La mayor dosis de cera se la dio Alejandra Rubio, la Nepo, cariño del clan Campos. Estas personas saben que siempre se necesita un antagonista y lo presentamos en el piloto. También hay movimientos, aunque no sigas a un equipo de cámara con cierta coordinación, son los mismos. Se levantan de la cama para ver cosas y no tienen que preocuparse por los horarios del niño, no vuelven a los “niños del hospital” y al “agua misteriosa”, lo estiman porque nada agudiza el genio que censura. él. Más que nunca me quedo sola con los divorciados, preguntándome por todo, o por todo. cosa hecha rápidamentecon dos cubos más.

Una captura de la transmisión en vivo del primer programa de ‘Ni que fuéramos’ en YouTube.

No se puede negar que en el primer programa tuve la oportunidad de cortar los raudales: rollitos de flores dignos de la Súper pop de informativos, vídeo sonido comunitario y producción televisiva local, pero hay más talento de Mediaset y más personalidad y emoción en el debut de Patiño y compañía en el canal Quickie que en toda la programación de Telecinco.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_