Ganadores y perdedores de los Emmy: mucha ansiedad, poca variedad y nada de ‘Better Call Saul’ | Televisión

¿Por qué hacer una gala de premios en este momento? La petición surge cada vez después del momento culminante de estas ceremonias. Es muy posible que los Emmy, que estaban previstos para entregarse en septiembre de 2023 y se retransmitían de lunes a martes (en horario español), se conviertan en los menos vistos de la historia. El público de la televisión exterior se cubre de capa caida y también de ingresos por premios. Y más en una era televisiva con tanta oferta de contenidos que es muy complicado crear fenómenos que se desencadenen en las masas e invitarlas a ver si su serie favorita es la ganadora. Y aun así, los Emmy siguen importando. Es una de las mejores campañas de promoción y marketing de los títulos que se han ganado y el público tiene la tarea de descubrir los contenidos que se preguntan si el hubiera podido escapar.

Lo más probable es Bronca (Netflix), que reconoció estos cinco premios, entre ellos la mejor miniserie de la temporada, ha pasado a la desesperación de muchos en el catálogo de su plataforma, que en 2023 se ha convertido en un medio de casi dos programas diarios originales. Más promoción han tenido Sucesión (HBO máx.) sí El oso (Disney+), triunfa en drama y comedia con seis premios cada una en la gala. Ambas son producciones minoritarias aunque cuentan con mucha repercusión mediática. En el cómputo total de los Emmy, que participan en tres ceremonias de galardón de diez años, El oso terminó con 10 premios, Bronca El último de nosotros con ocho y Sucesión con seis.

La gala organizada por Anthony Anderson terminó según lo previsto y fue tan animada como puede serlo una ceremonia de premiación, con la emoción dominando cuando comenzaron las risas. La noche tuvo un puñado de ganadores y perdedores:

Ganadores

La ansiedad y el estrés continúan en la televisión. La victoria de Ted Lasso Los dos años que han pasado han sido un símbolo de la corriente que ha demostrado ser fuerte en la televisión con la pandemia, las historias que han hecho que el espectador se sienta reconfortado. Pero esto ya es cosa del pasado, y el signo de los tiempos es la ansiedad, el ánimo, la competitividad extrema. La televisión, con la agilidad que la caracteriza para reflejar su entorno, ha dado un giro, o al menos también lo han hecho los Emmy (y los Globos de Oro, que abrieron el camino de los Emmy la semana pasada con un departamento de premios casi idéntico). El osoBronca Básicamente se pueden resumir las historias de personajes al borde de un ataque de nervios (si no en pleno ataque). Sucesión es precisamente una historia relajada: el objetivo ahora parece plantearse al espectador al borde del exterior y que necesita una cama antes de irse a dormir.

El regreso a la historia de la televisión. El leitmotiv de la gala de los Emmy fue la historia de la televisión. Los homenajes fueron un éxito, con numerosos encuentros de actores de producciones icónicas como ellos Saludos, Ally McBeal, Los Soprano o Anatomia de Gray, e incluso recreaciones de sus escenarios argumentales, como el bar de la primera vez o el baño unisex y el baile indestructible de Barry White de la segunda. El esfuerzo productivo por reunir a un gran número de personalidades es más que insignificante. En el auditorio se presentarán apariciones de Carol Burnett, Marla Gibbs, Joan Collins y Christina Applegate.

La diversidad. El día de Martin Luther King, los Emmy asistieron a una de las galas de premios más diversas que se recuerdan. Quinta Brunson, protagonista de Universidad Abbottfue la segunda mujer negra y ganó el premio a la mejor actriz protagónica en la comedia trans Isabel Sanford por Los Jefferson en 1981. Ali Wang y Steven Yeun ricogieron sendas estatuillas por Bronca y así se convirtió en la primera mujer y hombre asiáticos en conquistarla. Ayo Edebiri (El oso), Niecy Nash-Betts (Dahmer), Ru Paolo (La carrera de resistencia de RuPaul)Trevor Noé (El show diario) también aporta diversidad entre los ganadores de la noche. Además, Lee Sung-jun, creador, director y guitarrista de BroncaEs la primera asiática en ganar los tres premios, mejor serie, mejor dirección y mejor actuación, el mismo año.

Perdedores

Muchas series, las más premiadas. En los últimos años se ha repetido una curiosa paradoja: aunque vivamos en tiempos de gran producción televisiva, los galardones se reparten entre un número reducido de ellos. Es como si los votantes sólo vieran un grupo pequeño y se conformaran con eso. En este loco, 17 premios de los 26 que se entregaron para tres series únicas. Solo Universidad Abbott (con Quinta Brunson), El loto blanco (con Jennifer Coolidge), Dahmer (con Niecy Nash-Betts) y Encerrado con el diablo (con Paul Walter Hauser) consiguieron romper tímidamente este peculiar oligopolio. Es evidente que si una serie ofrece todos los premios hay que celebrarlos, pero ya desde hace muchos años con esta misma tónica: los votantes de los Emmy votan en piloto automático.

Better Call Saul, Ted Lasso, Barry, Sólo asesinatos en el edificio… Los premios nunca son solo todos: puedes comprar muchos y solo uno puede ganar. Y, como dijimos en el panel frontal, a veces algunos cubren muchas categorías. Particularmente duelo es el caso de Mejor llama a Saulo. La serie, aquí está. Breaking Bad y que en muchos aspectos superó a su madre, tiene 53 nominaciones en sus seis temporadas. Falleció sin recibir un solo Emmy. Ni el fantástico trabajo de Bob Odenkirk ni el discreto trabajo de Rhea Seehorn obtuvieron el reconocimiento. Más de esas injusticias que pasan a la historia negra de estos premios. En sus años de envío, tampoco Ted Lasso, Barry La maravillosa señora Maisel No podría prescindir de esta noche (alguien se registró en los Creative Arts Emmy Awards: Ted Lasso La maravillosa señora Maisel si, tuvieron dos años barry sólo uno). Sólo un guiño al diseño de producción llevó a la segunda temporada. Asesinato solo en el edificio, La otra de las condenaciones del tornado. El oso. Y yo, a las comedias de hoy, de ese otro año de sufrimiento, porque en estos premios, El oso optó por primera vez; y el segundo, que competirá este año, es todo mejor.

Televisión al aire libre. El premio a Quinta Brunson fue el único por apertura televisiva ante el poder del cable y las plataformas, que han conquistado casi en su totalidad estos gallardoni hace años. ¿Tenéis la sensación de que las grandes cadenas participan en una gala que se celebrará en celebración de las series de esos que se están robando audiencia? La reflexión, quizás, sea el año que viene.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Recibe el boletín de televisión

Toda la actualidad de canales y plataformas, con entrevistas, novedades y análisis, además de consejos y críticas de nuestras publicaciones periódicas.

PUNTIAGUDO

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_