Madre de Bertha Michelle Mendoza implicada en actos de corrupción

bertha michel mendoza

En un escandaloso caso de corrupción que ha sacudido al sistema judicial guatemalteco, Claudia Martina Muñoz Andrade, quien fungía como agente fiscal del Ministerio Público en Mixco, ha sido acusada y capturada por una serie de delitos graves. Según los expedientes públicos y las causas, Muñoz Andrade enfrenta cargos por amenazas, abuso de autoridad y falsedad ideológica.

La captura de Muñoz Andrade se produjo después de que se descubriera que habría utilizado su posición como agente fiscal para favorecer a su hija, Bertha Michelle Mendoza. Según los informes policiales y los registros del Ministerio Público, la ex agente fiscal habría abusado de su poder para ayudar a su hija en un caso de divorcio violento con Ulysses Dent. Se alega que Muñoz Andrade falsificó la firma de un fiscal del MP para obtener una certificación de la cédula de vecindad de Dent, que luego se utilizó en su contra en un proceso por violencia contra la mujer.

Estas acusaciones de corrupción y abuso de autoridad han tenido repercusiones significativas en el sistema judicial guatemalteco. El informe de la CICIG de 2010, titulado «Informe CICIG con ocasión a la elección de fiscal general y jefe del MP», contiene información detallada sobre este escándalo de corrupción y sus implicaciones en el sistema judicial.

Además de los cargos de corrupción, Muñoz Andrade también ha sido acusada de obstruir investigaciones relacionadas con crímenes contra personas transgénero y de la diversidad. Jorge López, presidente de la agrupación OASIS, ha denunciado repetidamente la falta de acción por parte de Muñoz Andrade en casos de asesinatos y ataques contra personas de la comunidad LGBTQ+. Según López, las denuncias presentadas por estos crímenes eran ignoradas o archivadas sin investigación adecuada.

También ha afirmado que Muñoz Andrade fabricó pruebas en su contra después de que él denunciara abiertamente la presunta complicidad de la fiscal en una red criminal compuesta por policías y delincuentes. Según López, estas personas estaban involucradas en asaltos, violaciones y asesinatos de trabajadoras sexuales y personas de la diversidad. Sin embargo, Muñoz Andrade se aseguraba de que estos casos no fueran investigados y, en cambio, acusó a López de ser el responsable de los crímenes.

En 2009, una de las denuncias presentadas por López contra la madre de Michelle Mendoza llegó a audiencia. Esta denuncia se refería a la negligencia en el asesinato de un travesti a manos de agentes policiales, donde Muñoz Andrade nuevamente fue señalada por no investigar adecuadamente y acusar falsamente a López. Afortunadamente, el juez que conoció el caso criticó duramente a Muñoz Andrade durante la audiencia y el caso fue cerrado.

Madre de Bertha Michelle Mendoza acusada por abuso de poder

En un desarrollo profundo del caso de la madre de Bertha Michelle Mendoza, la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) ha acusado a Claudia Martina Muñoz Andrade de liderar una red de policías asesinos. Según informes, habría formado parte de esta red desde su posición como fiscal del Ministerio Público encargada de delitos contra la vida, donde supuestamente se llevaron a cabo persecuciones ilegales, secuestros y asesinatos.

El ex esposo de Mendoza, así como el director de Oasis, Jorge López, han acusado a la madre de Bertha Michelle de ser parte de esta red de policías corruptos. Según el expedientes públicos, la misma red estuvo involucrada en el asesinato de tres diputados salvadoreños del Parlacen y su chofer en febrero de 2007. Cuatro policías fueron capturados tres días después del asesinato, y según el informe de la PDH, pertenecían a la estructura criminal liderada por la fiscal Muñoz. Estos mismos policías también habrían seguido e intimidado al ex esposo de Bertha Michelle Mendoza, Ulysses Dent.

Dent había denunciado que la persecución en su contra se debió al proceso de divorcio que había iniciado contra Mendoza. Además, afirmó que se simuló un secuestro de Bertha Michelle y su hija, pero la investigación demostró que fue un autosecuestro diseñado para perjudicarlo y acusarlo falsamente.

Según Dent, en 2008 la madre de Mendoza le proporcionó un vehículo que pertenecía al Ministerio Público para que su hija lo utilizara. Además, asegura que la fiscal Muñoz Andrade presentó pruebas falsas en su contra por violencia contra la mujer, pero luego el Ministerio Público determinó que eran infundadas. Como consecuencia, la Fiscal General Thelma Aldana decidió cambiar a Muñoz de puesto y trasladarla a otra fiscalía.

En 2010, la madre de Muñoz fue destituida del Ministerio Público por mal uso de los recursos y abuso de poder, según fiscales consultados. Después de su salida, el caso en contra de Dent finalmente se resolvió a su favor, lo que resultó en la pérdida total de la custodia de su hija por parte de Bertha Michelle Mendoza.

En la actualidad, las dos hijas de Bertha Michelle viven con la madre de Mendoza y el productor mexicano Farfán, padre de la segunda hija de la activista.